5 trucos caseros para acabar con los malos olores en el baño

5 trucos caseros para acabar con los malos olores en el baño

Pocas cosas hay más desagradables que los malos olores en el baño. Y lo cierto es que son mucho más frecuentes de lo que a todos nos gustaría. El principal problema viene porque, aunque le dediquemos mucho tiempo a limpiar el baño, a veces el mal olor persiste. Si es así, está claro que proviene de las tuberías. Por suerte, existen trucos caseros para acabar con los malos olores en el baño de forma sencilla.

¿Quieres acabar con los malos olores en el baño? ¡Apunta estos trucos caseros!

Bicarbonato, vinagre y agua caliente

Este es uno de los remedios más populares de todos. Lo primero es poner a hervir 500 ml de agua. Justo antes de que rompa a hervir, añade 1 vaso de vinagre caliente, y remueve muy bien. Mientras dejas que la mezcla hierva durante unos minutos, echa el bicarbonato por el lavabo. Luego, vierte la mezcla hirviendo, ¡y listo!

No te asustes si la mezcla hace reacción, es completamente normal. Tapona la tubería para evitar que caiga agua, y deja que actúe durante toda la noche. Lo ideal es repetir este truco una vez a la semana. Si además eres constante en la limpieza del baño, ¡te despedirás de los malos olores para siempre!

Hojas de eucalipto en la ducha

¿Has probado a poner unas  hojas de eucalipto en la ducha? Sólo tienes que conseguir varias ramas de eucalipto fresco en un herbolario o en una tienda de flores frescas. Átalas con una cuerda y cuélgalas de la ducha. De esta manera, cada vez que te duches, con el vapor del agua se desprenderá un aroma natural a eucalipto, muy agradable y refrescante.

Malos olores en el baño

Ambientador casero con cítricos

Si tienes una ventana en el baño, entonces también puedes probar a hacer tu propio ambientador casero a base de cítricos. Sólo necesitas un limón o una naranja, y sal. Corta la fruta por la mitad, vacíala y rellénala con sal gruesa. Luego, colócala en un rincón del baño donde haya una corriente de aire. ¡Te encantará el olor a cítricos!

En invierno, también puedes hacer lo siguiente. Añade en un bol lleno de agua 20 gotas del aceite esencial que más te guste: naranja, romero, limón, lavanda… Coloca el bol encima del radiador cuando esté encendido para que el olor se vaya evaporando poco a poco. ¡Funciona!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *