Así es el increíble roscón de reyes de Lidl, con cacao Ruby

Roscón de reyes de Lidl

Una de las principales tradiciones de Navidad es la de degustar el roscón de reyes el día 6 de enero. Pues bien, este año Lidl ha lanzado una propuesta gourmet a precio low cost: el roscón de reyes de Lidl elaborado por Carlos Maldonado, un reputado chef. Recientemente ha sido galardonado con una estrella Michelín, y ha ganado la tercera edición de Masterchef.

Carlos Maldonado, asegura que cuando Lidl le presentó la propuesta ni siquiera se lo pensó. En declaraciones recientes a «El Español» explica que le hace muchísima ilusión participar en un proyecto como este y poder acompañar a miles de familias en una fecha tan señalada.

El roscón de reyes de Lidl más especial

El roscón está elaborado con ingredientes de la mejor calidad, que le confieren una textura y un sabor exquisitos: masa madre, mantequilla y huevos de gallinas criadas en libertad. Está relleno de nata elaborada con leche de Origen España. El 100% de los ingredientes son de producción sostenible.

Lo más especial del roscón de reyes de Lidl es la cobertura, de chocolate blanco, chocolate negro, frambuesa, mango ¡y cacao Ruby! El cacao Ruby es uno de los ingredientes de moda en el mundo de la gastronomía. Se caracteriza por su color rosa y fue creado por Barry Callebaut, una de las principales empresas de chocolate a nivel global. Tiene un intenso aroma de frutas, con ciertos tonos agridulces.

Por si todo esto fuera poco, el precio del roscón de reyes de Lidl es inmejorable: ¡solo vale 5,99 euros! Está a la venta en la sección Deluxe de los supermercados, aunque es un poco complicado de encontrar porque cada vez que lo reponen las existencias se agotan en minutos. En los últimos días algunas personas incluso han hecho fila para hacerse con el roscón.

El roscón de reyes de Lidl más especial

¿Cuál es el origen de la tradición del roscón de reyes?

Esta tradición tiene su origen en el siglo II a.C, hace más de 2.000 años. En aquel entonces se celebraban «Las Saturnales» en honor a Saturno, el dios de las cosechas. Para celebrar que comenzaba una temporada llena de luz, preparaban diferentes platos, y el más popular de todos era una torta de miel rellena de dátiles, higos y frutos secos.

Un siglo más tarde, se le incluyó una haba a la torta, símbolo de la fecundidad y la prosperidad. Quien encontrara el haba tendría suerte durante todo el año. La tradición no duró mucho tiempo porque la religión cristiana acabó con «Las Saturnales» y otras celebraciones paganas.

Varios siglos más tarde, la torta con habas volvió a Francia de la mano de Felipe V. Además de habas, también incluía monedas de oro, de forma que la tradición cambió: encontrar las habas era augurio de mala suerte, y hallar las monedas de oro de prosperidad.

Lidl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *