Los 5 pueblos marineros más bonitos de Asturias

Los 5 pueblos marineros más bonitos de Asturias

Si todavía no tienes plan para este verano, puedes animarte a visitar alguno de los pueblos marineros más bonitos de Asturias. Son una opción estupenda para desconectar de la rutina ya que en ellos se respira paz y, además, las temperaturas en julio y agosto son muy agradables.

La región de Asturias no es muy grande, tiene 220 kilómetros de lado a lado. Por lo tanto, si te apetece descubrirla en profundidad, puedes planear una ruta de varios días para recorrer la costa y enamorarte de sus villas marineras.

¿Cuáles son los pueblos marineros más bonitos de Asturias?

Cudillero

Cudillero es uno de esos lugares que desprenden magia y que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida. Lo más característico es que las casas blancas con sus marcos pintados de colores están dispuestas en escalera sobre la ladera. La Plaza de la Marina es el corazón de Cudillero, desde donde puedes hacer las mejores fotografías de la localidad. Merece la pena acercarse hasta el faro de mediados del siglo XIX.

Llanes

Llanes es uno de los pueblos más visitados de Asturias. Y es que lo tiene todo para convertirse en el mejor destino vacacional: su exquisita gastronomía, su cercanía a los Picos de Europa, sus maravillosas playas… El casco antiguo está declarado Conjunto Histórico-Artístico y alberga monumentos tan interesantes como el Palacio de Castañaga o la Basílica de Santa María.

Luarca

Luarca es una villa marinera tradicional que conserva el encanto de otra época. El Palacio del Marqués de Ferrara es uno de sus monumentos más importantes, junto con el Puente del Beso y la Ermita de Nuestra Señora de la Blanca. Te aconsejamos acercarte hasta el Mirador del Acantilado, que ofrece unas vistas espectaculares de la Playa de las Arenas y del entorno natural.

Llastres

Uno de los pueblos marineros más bonitos de Asturias es Llastres, nombrado ‘Pueblo Ejemplar Asturiano’ en el año 2010. Lo mejor para conocerlo en todo su esplendor es olvidarse del plano y perderse en las estrechas callejuelas empedradas del casco histórico, disfrutando de la arquitectura popular de la zona. Uno de los sitios más fotogénicos es el puerto de pescadores, donde se agolpan decenas de barquitos de colores.

Tazones

Y, por último, Tazones, un pequeño pueblo de menos de 300 habitantes, perfecto para visitar en un día. Reconocido como Conjunto Histórico-Artístico, recorrer las calles de la Aldea de San Miguel es el mejor plan para conocer las casas típicas de los pescadores. La Casa de las Conchas es su edificio más conocido y fotografiado.

¡Estos son los pueblos marineros más bonitos de Asturias!