¿Es una buena idea pesarse todos los días? Esto es lo que dicen los expertos

Es una buena idea pesarse todos los días

Si has empezado una dieta de adelgazamiento porque quieres perder, por ejemplo ocho kilos, seguro que utilizas el peso como único indicador para saber si estás obteniendo el resultado esperado. Sin embargo, los expertos advierten de que pesarse todos los días no es en absoluto recomendable. No hay que olvidar que la alimentación no es el único factor por el que puedes subir o bajar de peso de un día para otro. Por lo tanto, la cifra puede ser ‘engañosa’.

Por qué no hay que pesarse todos los días

Los diferentes factores que influyen en el peso corporal hacen que puedas bajar 215 gramos de un día para otro. Pero, ¿significa esto que realmente la dieta esté funcionando? No necesariamente. Los resultados siempre se deben valorar a largo plazo.

A esto hay que sumar otro de los grandes errores que se cometen al hacer dieta: fijarse única y exclusivamente en el peso corporal, sin valorar si se está perdiendo grasa o masa muscular. Las ‘dietas milagro’ que prometen perder hasta cinco kilos a la semana con planes de alimentación muy restrictivos en líneas generales ‘funcionan’.

Es decir, realmente puedes llegar a perder cinco kilos en apenas unos días. Ahora bien, no se debe a la pérdida de grasa, sino de masa muscular. Por esta razón, en cuanto vuelves a tu dieta habitual, ganas los kilos perdidos, e incluso algunos más. Es lo que se conoce como ‘efecto rebote’.

Por lo tanto, a la hora de perder peso no debes centrarte tanto en los kilos que marca la báscula, sino en tu composición corporal: masa libre de grasa (masa ósea, masa muscular, agua corporal y proteínas) y masa grasa. Hay muchísimos casos de personas que apenas han perdido tres o cuatro kilos pero parecen totalmente diferentes al tener un cuerpo con menos grasa, más tonificada y firme.

¿Cada cuánto hay que pesarse?

Queda claro que pesarse todos los días no es en absoluto una buena idea. Así que, ¿cuál es la frecuencia ideal? Lo ideal es hacerlo una vez a la semana, en ayunas y sin ropa. Por supuesto, siempre con la misma báscula y el mismo día de la semana, por ejemplo el jueves.

Por último, cabe señalar que ahora mismo es posible encontrar básculas que no sólo indican el peso, sino el porcentaje de materia grasa. Son estupendas para tener una orientación sobre la composición corporal real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *