Mascarilla de pepino y yogur, la mejor para pieles grasas y mixtas

Mascarilla de pepino y yogur para pieles grasas y mixtas

El verano está a punto de finalizar, así que es el momento de poner a punto la piel y cuidarla después de los daños causados por el sol y el salitre del mar. La mascarilla de pepino y yogur es uno de los remedios caseros más populares y efectivos que existen. Sus beneficios son muchísimos: hidrata la piel en profundidad, regula la producción de sebo, elimina las células muertas e impurezas acumuladas… ¡100% recomendada para pieles grasas y mixtas!

¿Cuáles son los beneficios del pepino y del yogur para la piel?

El pepino es un ingrediente ampliamente utilizado en la cosmética natural por sus propiedades y beneficios para la piel. Se compone en un 97% de agua, así que hidrata en profundidad, al tiempo que repara, nutre y calma.

En cuanto al yogur, es una fuente rica en vitaminas A y B, así como en minerales esenciales. Ayuda a la regeneración de las diferentes capas de la piel, regula la producción de sebo y elimina las impurezas.

Mascarilla de pepino y yogur

¿Cómo preparar la mascarilla de pepino y yogur?

Los ingredientes para preparar este remedio casero son muy sencillos: 1/2 pepino y 4 cucharadas de yogur natural sin azúcar.

El primer paso consiste en pelar el pepino y cortarlo en rodajas finas. Si es ecológico, no hace falta que quites la piel. A continuación, licúalo y mézclalo en un bol con el yogur natural. Debe quedar una pasta uniforme, con una textura untuosa.

Antes de aplicar la mascarilla de pepino y yogur el rostro debe estar completamente limpio, así que utiliza productos específicos para eliminar la suciedad y el maquillaje: agua micelar, gel limpiador… ¡Lo que uses habitualmente!

Luego, con un pincel facial aplica la mezcla, haciendo especial hincapié en la zona T, donde más tiende a acumularse la grasa. Deja que actúe durante 30 minutos y, una vez transcurrido el tiempo, aclara con abundante agua tibia. Por último, seca con suaves toques con una toalla de algodón limpia, sin frotar.

Lo ideal es repetir el proceso un par de veces por semana, preferiblemente por las noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *