Esta es la mejor mascarilla de clara de huevo para hidratar la piel por la noche

Esta es la mejor mascarilla de clara de huevo para hidratar la piel por la noche

Soy una gran amante de la cosmética natural y de los remedios caseros para cuidar la piel, y esta mascarilla de clara de huevo es una de mis favoritas para el cuidado del rostro. Lo mejor es aplicarla por la noche, justo antes de irse a dormir, un par de veces por semana. Tiene grandes propiedades hidratantes y favorece la regeneración de los tejidos celulares durante el descanso.

Cómo preparar y aplicar la mascarilla de clara de huevo

Los ingredientes para preparar la mascarilla son muy sencillos: una clara de huevo, una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de miel pura de abeja.

El primer paso es mezclar en un recipiente la clara de huevo con el aceite. Una vez mezclados ambos ingredientes, se añade la miel, y se remueve hasta obtener una mezcla homogénea.

Para la aplicación de la mascarilla de clara de huevo el rostro debe estar completamente limpio, así que utiliza una leche limpiadora o un agua micelar para eliminar toda la suciedad. Luego, aplica la mascarilla sobre la cara y el cuello con movimientos circulares y ascendentes.

Deja que actúe durante 10 minutos, y aclara con abundante agua tibia. Por último, seca con una toalla de algodón limpia. Debes hacerlo sin frotar para no irritar la piel, con suaves toquecitos.

¿Cuáles son sus beneficios?

La mascarilla casera para la cara se prepara con clara de huevo, aceite de oliva y miel. Tres ingredientes ampliamente utilizados en el ámbito de la cosmética natural.

La clara de huevo tiene propiedades tonificantes y descongestionantes, de forma que limpia y refresca la piel en profundidad. Además, es astringente, así que es un ingrediente estupendo para personas con la piel grasa porque regula la producción de sebo.

En cuanto al aceite de oliva, es una fuente muy rica en ácidos grasos naturales y en vitaminas E y K. Un gran aliado natural contra el envejecimiento de la piel: ayuda a conservar su elasticidad natural y combate los radicales libres.

Y, por último, la miel. Gracias a sus enzimas naturales, proporciona una hidratación extrema a las pieles secas. Tiene propiedades antioxidantes y regenerantes, y remueve las células muertas de la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *