Esta mascarilla de chocolate y huevo es justo lo que necesitas para una piel hidratada y luminosa

Esta mascarilla de chocolate y huevo es justo lo que necesitas para una piel hidratada y luminosa

¿Conoces los múltiples beneficios del chocolate para la piel? Es un ingrediente muy apreciado en el ámbito de la cosmética natural por sus grandes propiedades hidratantes y iluminadoras. Es rico en vitaminas y minerales, de forma que no solo hidrata la piel en profundidad, sino que también crea un escudo para evitar que se «escape» el agua. Además, tiene un alto contenido en antioxidantes, y protege la piel del daño de los radicales libres. Para disfrutar de todos los beneficios, esta mascarilla de chocolate y huevo es fantástica.

Cómo hacer la mascarilla de chocolate y huevo paso a paso

Los ingredientes para hacer esta mascarilla facial son muy sencillos: 50 gramos de chocolate puro (al menos 90% cacao), un huevo y aceite de oliva.

La yema del huevo es rica en ácidos grasos, y aporta suavidad. Además, crea un efecto lifting, así que es fabulosa para las pieles maduras. En cuanto al aceite de oliva, nutre e hidrata, y repara los tejidos dañados.

El primer paso es disolver el chocolate a baño María hasta que esté líquido. Cuando lo tengas listo, añádele la yema del huevo y una cucharada de aceite de oliva. Mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien integrados.

El efecto saciante del chocolate negro

Luego, con la piel completamente limpia, extiende la mascarilla de chocolate y huevo con un pincel, de dentro hacia afuera. Deja que actúe durante 15 minutos y, una vez transcurrido el tiempo, aclara con abundante agua tibia y seca el rostro con una toalla de algodón, dando suaves golpecitos, sin arrastrar.

¡Es muy importante que el chocolate esté a temperatura ambiente! Si lo aplicas demasiado caliente, podrías quemarte la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *