Mascarilla casera para el pelo dañado: brillo y suavidad

Mascarilla casera para el pelo dañado

Son muchísimas las agresiones externas que recibe la melena a diario: el calor de las planchas, los rayos UVB y UVA del sol, las sustancias químicas de los champús y acondicionadores, los tintes… Así, es normal que con el paso del tiempo acabe dañándose. Hay algunos signos que indican que el pelo está dañado: puntas abiertas, falta de brillo, resequedad, nudos y pérdida de volumen. ¿Te sientes identificada? Entonces esto te interesa. A continuación te contamos cómo puedes preparar una mascarilla casera para el pelo dañado, con la que conseguirás devolverle el brillo y la suavidad. ¡Es muy fácil!

Receta de la mascarilla casera para el pelo dañado

Los ingredientes para elaborar este remedio casero son muy simples: el plátano y el aguacate.

El plátano tiene muchísimos beneficios para la salud y el aspecto del cabello, de ahí que muchas mascarillas para el pelo se elaboren con él. Disminuye el encrespamiento, regula la cantidad de sebo que produce el cuero cabelludo, aporta volumen y también ayuda a que se caiga menos.

En cuanto al aguacate, repara las puntas abiertas gracias a su alto contenido en grasas saludables y vitamina E. Una de las propiedades más apreciadas de esta fruta es que favorece el crecimiento de la melena. ¡Y la nutre e hidrata en profundidad!

Descubre los 3 beneficios del aguacate para la piel

Una vez conocemos los ingredientes, es el momento de explicar el proceso de elaboración, que no te llevará más de un minuto. Lo primero es abrir el aguacate y extraer la pulpa. Luego, se pela el plátano y se parten ambas frutas en pequeños trozos. Se ponen en un bol y se machacan con un tenedor hasta formar una pasta untuosa.

Una vez lista la mascarilla casera para el pelo dañado, se aplica sobre el pelo húmedo, de raíz a puntas. No tienes de qué preocuparte porque no engrasa la raíz. Ponte una toalla alrededor de la cabeza y deja que actúe durante 20 minutos. Cuando pase el tiempo, aclara con abundante agua tibia, ¡y listo!