Lidl vende el irrigador bucal con mejor relación calidad-precio del mercado

La salud bucodental es muy importante en todas las etapas de la vida. Los odontólogos recomiendan que, además de cepillarnos los dientes tres veces al día, utilicemos un irrigador dental para eliminar la placa bacteriana y los restos de comida acumulados. Es un aparato estupendo para la limpieza diaria de nuestros dientes y boca, y en Lidl podemos encontrar un irrigador bucal con muy buenas prestaciones a precio ‘low cost’.

Lo primero a tener en cuenta es que es un complemento del cepillado, no un sustituto de él. Funciona dirigiendo un chorro de agua a presión a las encías y a los espacios interdentales para eliminar la placa bacteriana. De no hacerlo, la placa se convierte en sarro, que inflama e irrita las encías y provoca enfermedades como la gingivitis. ¿Por qué no evitarlo?

Así es el irrigador bucal de Lidl

Se trata de un aparato que limpia de forma eficaz todas las zonas de la boca a la que el cepillo de dientes no llega. Podemos elegir entre chorro único para eliminar los restos de comida y la placa bacteriana o chorro múltiple para masajear las encías y estimular la circulación sanguínea. En ambos casos la intensidad del chorro de agua es regulable en cinco posiciones.

Irrigador bucal Lidl

Utilizarlo es lo más sencillo del mundo. Funciona conectado a la red eléctrica. Llenamos el depósito de agua (podemos añadir un poco de enjuage bucal para tener un aliento más fresco y eliminar bacterias), ajustamos el modo y la intensidad del chorro, cogemos la boquilla y la pasamos por la línea de las encías superiores e inferiores.

El depósito de agua tiene una capacidad de 600 mililitros y es desmontable para que lo tengamos fácil a la hora de llenarlo. Además, el irrigador bucal de Lidl incluye cuatro boquillas con anillas de distintos colores para poder diferenciarlas.

Las patas son antideslizantes, lo cual es un gran punto a favor porque así, si tenemos el aparato puesto sobre el lavabo, no se mueve con la vibración. Por supuesto, la carcasa está protegida contra el chorro de agua, así que no pasa nada si la mojamos. También tenemos la posibilidad de instarlo en la pared ya que incluye el material de montaje necesario.

Irrigador bucal Lidl

El precio del irrigador bucal es de 26,99 euros y está disponible en la tienda online de la cadena alemana. La verdad es que es una auténtica ganga porque el precio de estos aparatos en el mercado oscila entre los 40 y los 60 euros.