5 hábitos de la gente delgada que debes conocer

hábitos de la gente delgada

Perder peso y ponerse en forma es un objetivo que persiguen miles de personas en todo el mundo. Es muy importante hacerlo con cabeza, y no dejarse llevar por las conocidas «dietas milagro», que prometen perder muchos kilos en apenas unos días. ¡Estos planes de alimentación son un completo fracaso! Ahora bien, ¿sabes que hay algunos hábitos de la gente delgada que son muy saludables y pueden ayudarte?

Los expertos aseguran que el modelo de belleza actual no es lógico ni natural. Apenas el 5% de las mujeres de todo el mundo tiene un cuerpo que entra dentro de los «estándares de pasarela». Por lo tanto, ¡nada de obsesionarse!

¿Quieres adelgazar? Presta atención a las emociones

¿Quieres adelgazar? Presta atención a las emociones

Cuando nos planteamos perder peso, por lo general prestamos atención solo a dos factores: la alimentación y el ejercicio físico. Pero, ni siquiera reparamos en las emociones. Y se trata de un gran error.

Lo cierto es que todas las frustraciones y los problemas que vivimos a diario tienen una relación muy estrecha con el comer. Y es que, cuando comemos, nos sentimos bien. Sin embargo, aunque al principio nos sentimos muy bien, pronto la gratificación se convierte en malestar. Es entonces cuando surge la culpabilidad.

Así que, ¿qué podemos hacer? Presta atención a los hábitos de la gente delgada.

Los hábitos de la gente delgada para perder peso de forma saludable

Los hábitos de la gente delgada para perder peso de forma saludable

Hambre física

En este artículo te cuento cómo diferenciar el hambre física del hambre emocional. Cuando tengas ganas de comer, pregúntate si realmente tienes hambre. Debes hacerlo de manera real, conectado a tu estómago con las manos y analizando el presente.

Disfrutar comiendo

Pocas cosas hay más placenteras que disfrutar comiendo. Debes tomarte tu tiempo para comer con tranquilidad, a ser posible sin ver la televisión ni tener el teléfono móvil en la mano. Con calma. Solo así sentirás la sensación de saciedad.

Quizá al principio te parezca complicado, pero debes aprender a masticar sin prisa, saboreando lo que tienes en la boca. Y prueba a dejar el tenedor en la mesa entre bocados.

Comer lo que te apetezca

Los expertos aseguran que no hay alimentos que engorden por sí solos. Y es que, todo engorda si comes demasiado, de la misma forma que nada engorda si tu cuerpo es capaz de gastarlo. Recuerda que la prohibición o control llevan al exceso. Y eso es justo lo que hay que evitar.

Por supuesto, no se trata de comer una hamburguesa o una pizza todos los días, sino de buscar el punto de equilibrio óptimo siguiendo una alimentación saludable y variada.

Aprender a sentir saciedad

Debes parar de comer cuando te sientas saciado. Ahora bien, ¿cómo saberlo? No, no es cuando notas tu estómago lleno. Es cuando después de algunos bocados sientes que lo que estás comiendo pierde sabor.

Hacer ejercicio

Y, por último, no te olvides que para tener buena salud y estar en forma hacer ejercicio es clave. Busca una actividad que te guste y con la que te sientas motivado. Puedes apostar por el yoga o el pilates que además de numerosos beneficios físicos, también aportan paz mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *