Gloria Camila, otra «víctima» de las estafas de Jose Antonio Avilés

Gloria Camila, otra "víctima" de las estafas de Jose Antonio Avilés

La vuelta a España de Jose Antonio Avilés se prevé muy complicada. Al colaborador se le acumulan los problemas, y no paran de aparecer personas personas a las que supuestamente ha estafado. Una de las últimas en pronunciarse ha sido Gloria Camila Ortega, quien ha confesado sentirse «estafada» por los negocios de moda de Avilés.

¿Ha estafado Jose Antonio Avilés a Gloria Camila?

Gloria Camila ha explicado que Jose Antonio Avilés le vestía para los debates de Supervivientes. Sin embargo, desde un primer momento no le dio «buen rollo» ya que el tema entre ellos no fluía. Su relación «profesional» duró poco tiempo, pero lo que suficiente para que la hija de Ortega Cano se diera cuenta de cuál era el «modus operandi» del colaborador.

Jose Antonio Avilés le decía que las marcas de las prendas de ropa que lucía Gloria Camila en los programas no le pagaban. Sin embargo, tal y como María Patiño señaló en Sálvame, la realidad era bien distinta: Avilés pedía a las marcas entre 1.000 y 1.500 euros.

Todas las mentiras de Jose Antonio Avilés, al descubierto

Ylenia, una de las compañeras de Avilés en Viva la Vida contó algo muy similar a lo de Gloria Camila el pasado fin de semana: «No sé cuánto cobraba él por vestirme a mi, pero sí os puede decir que yo no vi un euro». 

Todas las mentiras de Avilés al descubierto

En un especial «Última Hora» de Supervivientes por el caso Avilés, el ex-concursante del reality se enfrentaba a todas sus mentiras. Hasta ahora había mantenido que había conseguido su título de periodista en la Universidad de Gales, pero no es cierto: Jose Antonio no es periodista.

En cuanto a todas las estafas de las que se le acusan, confesó que en un momento dado creó una vida paralela y le fue imposible parar a tiempo. Admitió que tiene muchas deudas, y una de las razones por las que aceptó participar en Supervivientes fue para pagarlas. Sin embargo, él no cree que sea un estafador, sino simplemente un moroso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *