¿Qué fruta tiene más vitamina C? No, no es la naranja

¿Qué fruta tiene más vitamina C? No, no es la naranja

¿Sabes qué fruta tiene más vitamina C? Quizá la primera que se te venga a la cabeza sea la naranja, pero no. No es la naranja. Lo primero y más importante es saber cuáles son las funciones de este nutriente. Lo cierto es que sus beneficios son muchos, tanto para la piel como para la salud en general: ayuda a cicatrizar las heridas, favorece la absorción de hierro para minimizar el riesgo de sufrir anemia, neutraliza los radicales libres para evitar el envejecemiento prematuro de la piel…

¿Qué fruta tiene más vitamina C?

Quizá nunca lo hubieras imaginado, pero la fruta con mayor contenido de vitamina C es la grosella negra: aporta 189 miligramos de este nutriente por cada 100 gramos, casi cuatro veces más que la naranja. Lo cierto es que las grosellas negras se vienen utilizando desde hace varios miles de años por curanderos de todas las partes del mundo gracias a sus múltiples propiedades y beneficios.

Los beneficios de la grosella negra

Cuida la piel

La grosella negra es una fuente muy rica de vitamina C, anticianinas y antioxidantes. Propiedades que hacen de esta fruta un excelente aliado natural para cuidar la piel. Actúa contra los radicales libres, como la polución o los rayos solares, para que no dañen las células de la piel.

Aporta energía

El té de grosella es como una bebida energética natural. Investigaciones recientes han demostrado que esta infusión favorece la capacidad de concentración y de atención, sobre todo en situaciones de mucho estrés.

Fortalece los huesos

Además de ser la fruta con más vitamina C, las grosellas negras también pueden presumir de tener el nivel de calcio más alto de las frutas frescas. No hay que olvidar que el calcio es muy importante para cuidar los huesos.

Los beneficios de la grosella negra

Evita la retención de líquidos

Gracias a su poder antiinflamatorio, la grosella negra ayuda a evitar y reducir la retención de líquidos, que afecta generalmente a las piernas y al abdomen.

Regula el tránsito intestinal

La grosella contiene aproximadamente un 7% de fibra, de forma que ayuda a regular el tránsito intestinal y evita el estreñimiento.

Previene la degeneración macular

Y, por último, esta fruta es muy rica en antocianina: ayuda a cuidar la salud ocular, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades como la degeneración macular.

¿A quién le apetece disfrutar de una ración de grosellas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *