La historia completa de las misteriosas esmeraldas de Francisco Rivera

La historia completa de las misteriosas esmeraldas de Francisco Rivera

Parece que la guerra abierta entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera está muy lejos de acabarse. Esta noche acudirá al plato de «Cantora: una herencia envenenada» Teresa Rivera, hermana de Francisco Rivera. Uno de los principales temas del programa serán las misteriosas esmeraldas que el torero compró en Colombia para regalárselas a su madre. Esta es la historia completa.

¿Quién tiene las esmeraldas de Francisco Rivera?

Mucho se ha especulado sobre si las esmeraldas eran un collar o unos pendientes. Lo cierto es que lo que compró Paquirri fueron unos pendientes de esmeraldas colombianas de gran pureza. Eran un regalo para su madre, que murió en el año 1977.

Cuando murió la madre de Francisco Rivera, él se quedó con las esmeraldas. El torero dejó escrito en su testamento que serían para su hija, si algún día tenía una, o para Teresa Rivera, su hermana. Los tres hijos que tuvo fueron varones (Francisco, Cayetano y Kiko), de manera que tenían que pasar a manos de su hermana.

Isabel Pantoja está "hundida y sin salir de la cama" tras las duras palabras de Kiko Rivera

Sin embargo, más de tres décadas después Teresa Rivera asegura que nunca recibió las esmeraldas de Francisco Rivera, sino otras de mucho menos valor. Esta semana su hijo ha explicado en «Sálvame» que él nunca ha llegado a ver los pendientes, pero su madre sí le ha contado que las esmeraldas no son auténticas.

Dónde están las gemas que Paquirri es un gran misterio. Nunca se le ha visto a Isabel Pantoja con ellas, pero Dona Ana Martín, la madre de la tonadillera lució unos pendientes con esmeraldas en el teatro Lope de Vega de Sevilla, cuando Isabel Pantoja volvió a los escenarios tras la muerte de su marido.

Esta noche Teresa Rivera contará con todo lujo de detalles qué es lo que ha sucedido con los pendientes. Además, ha asegurado que llevará al plató las esmeraldas que ella recibió. El segundo programa de «Cantora: una herencia envenenada» se prevé muy interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *