Aprende a preparar la mejor crema casera de aloe vera para la piel

Crema casera de aloe vera

Si te gusta el mundo de la cosmética natural, ¡esto te interesa! Los beneficios del aloe vera para la piel son de sobra conocidos, y ahora puedes crear tu propia crema casera de forma sencilla y rápida.

El aloe vera es una de las plantas con mayor número de activos que existen: contiene minerales del grupo B, C y E, minerales y aminoácidos, entre otros. Tiene una capacidad de reparación increíble, así que ahora en verano esta crema es ideal para aplicarla sobre las quemaduras solares para calmar la piel y acelerar el proceso de recuperación.

Además, es un ingrediente estupendo para eliminar impurezas y limpiar la piel de adentro hacia afuera. ¡Y todavía hay más! Porque puedes utilizar la crema natural de aloe vera para eliminar las ojeras y las bolsas. Tiene propiedades antiinflamatorias e hidratantes, así que puedes guardar la crema en el frigorífico y aplicarla en la rutina de mañana en el contorno de ojos.

Lo mejor de todo es que se puede aplicar en todo tipo de pieles, incluso las más sensibles. Por lo tanto, es una crema a la que seguro que puedes sacar muchísimo partido para el cuidado de la piel: atenuar las arrugas y las líneas de expresión, hidratar el cutis, estimular la circulación, minimizar el picor por las picaduras de insectos…

Crema casera de aloe vera para la cara: ingredientes y elaboración

Los ingredientes que necesitas para elaborar la crema son muy sencillos: gel de aloe vera (puedes encontrarla en una herboristería), aceite de almendras, agua, aceite esencial de lavanda y un frasco de vidrio con cierre hermético.

Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a su punto de ebullición, añade dos cucharadas del gel de aloe vera. Mezcla ambos ingredientes a fuego lento hasta conseguir una pasta uniforme y homogénea.

Retira y deja enfriar. Ahora es el momento de añadir unas gotas del aceite de almendras y del aceite esencial de lavanda. Remueve bien todos los ingredientes y, cuando tengas la crema lista, ponla en el frasco. Puedes guardarlo en el frigorífico y conservarlo durante dos semanas. Se trata de una crema 100% natural que puedes utilizar a diario.