Elegir las alfombras de casa en 5 sencillos pasos

Elegir las alfombras de casa en 5 sencillos pasos

Las alfombras son uno de los mejores elementos decorativos para la casa, sobre todo en invierno ya que aportan un toque de calidez a cualquier espacio. Más allá del aspecto estético, las alfombras tienen un amplio abanico de ventajas en lo práctico: ayudan a separar ambientes, aportan una nota de estilo, aíslan del frío… Pero, ¿cómo elegir las alfombras de casa? A continuación te cuento todos los factores que debes valorar.

¿Cómo elegir las alfombras de casa paso a paso?

Tipo de tejido: natural o sintético

¿Prefieres las alfombras de tejido natural o sintético? ¡Hay opciones para todos los gustos!

Natural

  • Algodón: las alfombras de algodón son una gran alternativa para zonas de paso «moderado», como por ejemplo el baño o el dormitorio. Una de sus principales ventajas es la gran resistencia a las altas temperaturas. Además, estas alfombras son muy sencillas de limpiar porque se pueden meter en la lavadora.
  • Yute: las alfombras de yute son tendencia en la actualidad, y se pueden instalar en espacios tanto interiores como exteriores. Presentan una gran resistencia al desgaste y tienen un tacto muy suave.
  • Sisal: el sisal es una fibra natural con una gran resistencia al desgaste, de modo que estas alfombras tienen una larga vida útil. No se recomiendan para espacios húmedos como el baño ya que este es un tejido muy absorbente.
  • Bambú: y, por último, el bambú, un tejido natural muy cálido y confortable.

Sintético

Existen numerosos tejidos sintéticos como el PVC o el vinilo. Las alfombras confeccionadas con ellos son estupendas para espacios exteriores y cocinas, donde la humedad suele estar presente. Su limpieza es muy sencilla ya que son materiales resistentes al agua y, además, poco absorbentes.

Pelo largo o corto

Una vez has decidido el material de las alfombras de casa, es el momento de elegir si quieres que tengan pelo largo o corto. Recuerda que esta es una característica que puede cambiar completamente el efecto decorativo.

Las alfombras de pelo largo son mucho más mullidas y cómodas, aunque también necesitan una limpieza más frecuente. En cuanto a las de pelo corto, son más fáciles de limpiar, pero las manchas se notan más.

Estilo

Uno de los estilos de alfombras tendencia en la actualidad son los motivos vegetales. Las flores son una opción estupenda para decorar cualquier espacio, además de hacerte sentir en contacto directo con la naturaleza.

Los motivos geométricos también son fantásticos para aportar un toque moderno a cualquier estancia: líneas rectas, cuadrados, rayas… ¡Un mundo de posibilidades! Estas alfombras se adaptan de forma precisa al estilo nórdico.

Cómo elegir las alfombras de casa paso a paso

Forma y tamaño

Aunque hay quienes no le dan demasiada importancia, lo cierto es que el tamaño de la alfombra es clave. Si es demasiado grande o muy pequeña, el efecto decorativo puede ser nefasto.

Si estás pensando en instalar una alfombra en el salón, esta tiene que estar en proporción al tamaño del sofá, de modo que sobresalga unos pocos centímetros por cada lado. En cuanto al comedor, la alfombra tiene que cubrir por completo las mesas y las sillas, sobresaliendo unos 50 centímetros por todos lados.

Estampada o lisa

Por supuesto, el color de las alfombras es muy importante. Todo depende de tus propios gustos y preferencias personales, así como del estilo decorativo de tu vivienda. Lo ideal para darle un toque de luminosidad al espacio es combinar tonos claros y oscuros.

Por lo tanto, si las paredes son de tonos cálidos, como el blanco marfil o el beige, puedes animarte con una alfombra en colores oscuros. ¡El efecto será espetacular!

A la hora de elegir las alformbas, las lisas aportan un estilo mucho más formal y son fantásticas para espacios elegantes. También son muy buena opción para espacios minimalistas.

Si prefieres alfombras estampadas, procura que todos los colores estén en armonía con el resto de elementos de la habitación. Así evitarás que el espacio se vea demasiado recargado.

Es fácil cuidar las alfombras sin sabes cómo

Es fácil cuidar las alfombras sin sabes cómo

Una vez has elegido las alfombras para tu casa, es el momento de saber cómo debes cuidarlas.

Una vez instaladas, durante los primeros meses tienes que darles un ligero cepillado con una escoba blanda, siempre respetando la dirección del pelo. No te preocupes si después del barrido pierden algo de pelo porque es completamente normal.

Hasta que las alfombras lleven varios meses instaladas no utilices ningún producto de limpieza ni uses el aspirador. Para que sulete la suciedad acumulada tan solo tienes que darle la vuelta y pisarla durante algunos minutos.

En ningún caso sacudas o golpees la superficie de la alfombra. Solo conseguirás dañar el tejido y reducir su vida útil. Si hay mucha suciedad acumulada y no te queda más remedio, sacúdela por la base, la parte que queda apoyada en el suelo.

Y, por último, si utilizas un determinado producto de limpieza, lo mejor es que lo pruebes primero en una esquina. Así comprobarás que no altera el color ni el tejido.

Ahora que sabes cómo elegir las alfombras de casa y cómo cuidarlas paso a paso, ¡es el momento de ponerse manos a la obra!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *