Cómo tomar el sol sin quemarse: los mejores trucos

Cómo tomar el sol sin quemarse: los mejores trucos

Con el verano a la vuelta de la esquina, llega esa época del año en la que todos queremos conseguir un bronceado reluciente. Pero, ¿cómo tomar el sol sin quemarse?

Pues bien, existen una serie de consejos y trucos sobre cómo ponernos morenas sin quemarnos. Lo más importante es utilizar el sentido común, evitando las horas centrales del día y utilizando siempre una crema de protección solar, por ejemplo.

Trucos sobre cómo tomar el sol sin quemarse

Trucos sobre cómo tomar el sol sin quemarse

Alimentación

Existen una serie de alimentos que ayudan tanto a potenciar como a prolongar el bronceado. Es decir, alimentos que, además de ayudarnos a ponernos morenas más rápido, también hacen que nuestra piel se mantenga bronceada durante más tiempo. ¿No es genial?

La zanahoria es rica en betacarotenos, una sustancia que aporta un tono dorado muy bonito de forma totalmente natural. Por su parte, las espinacas, el tomate y el brócoli son ricos en carotonides.

Otro de los alimentos que debemos consumir durante la época estival es el aceite de oliva. Tiene propiedades regenerantes e hidratantes, ayudándonos a cuidar la piel desde dentro.

Hidratación

Si realmente queremos conseguir un bronceado reluciente este verano, la hidratación juega un papel clave: debemos beber agua de forma frecuente, no solo cuando tenemos sed.

Así, tanto si salimos a dar un paseo como si vamos a la playa, siempre tenemos que llevar con nosotras una botella de agua en el bolso.

Protección solar

¡Ojo! La protección solar no solo es necesaria, sino que es obligatoria. La piel debe estar perfectamente protegida de los rayos solares. Tenemos que escoger una crema que se adapte a nuestro tono de piel (yo soy muy blanquita y utilizo una crema con FPS 50).

Lo ideal es aplicarnos la crema media hora antes de tomar el sol y reaplicarla cada dos horas. Así nos aseguramos de que nuestra piel está bien protegida y no sufre quemaduras.

Depilación

Uno de los mejores trucos para tomar el sol sin quemarse tiene que ver con la depilación. Independientemente del método que utilizamos, nuestra piel queda mucho más sensible a los rayos solares después de la depilación.

Por lo tanto, debemos esperar al menos 24 horas para tomar el sol. ¡Súper importante!

Secarse después del baño

Después de cada baño, tanto en la piscina como en la playa, tenemos que secarnos muy bien. ¿Por qué? Porque se produce un «efecto lupa» de las gotas de agua en la piel, disminuyendo la eficacia de la crema de protección solar, aunque sea resistenta al agua.

Horario

Por supuesto, debemos prestar especial atención al horario en el que tomamos el sol. En ningún caso debemos hacerlo en las horas centrales del día, entre las 12:00 y las 16:00. Es entonces cuando el sol más calienta y aumenta el riesgo de sufrir quemaduras.

Estos son los principales consejos a valorar sobre cómo tomar el sol sin quemarse. Son trucos muy sencillos que debemos poner en práctica desde el primer día de playa o de piscina 😉 .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *