¿Cómo tender la ropa para no planchar? 5 consejos prácticos

Cómo tender la ropa para no planchar

Sí, tender puede parecer la tarea más sencilla del mundo. Pero, ¿sabes cómo tender la ropa para no planchar? A mí planchar es la tarea doméstica que menos me gusta y más pereza me da, así que he seleccionado los trucos que me resultan más útiles.

Tender la ropa para no planchar sí es posible con estos consejos

Elegir un lugar en el que corra el aire

Lo primero y más importante es elegir un lugar bien ventilado para tender. De lo contrario, la ropa tardará mucho más tiempo en secarse y, además, acabará oliendo a humedad. Las prendas deben estar separadas unas de otras en el tendedero, así que a la hora de poner la lavadora hay que tener en cuenta el espacio disponible.

Es esencial no tender las prendas oscuras al sol porque se «comerá el color». En el caso de prendas blancas, ocurre justo lo contrario: tenderlas al aire libre es una gran opción porque el sol es un blanqueante natural.

Escurrir la ropa

Antes de tender la ropa ésta debe estar muy bien escurrida para evitar que se deforme. Cuanto más húmeda esté una prenda, más pesará, de forma que tenderá a estirarse mientras se seca y tardará más en secarse. Por supuesto, es esencial tender nada más termine la lavadora para que la ropa no huela a humedad y no le salgan arrugas.

Estirar la ropa

Este es uno de los trucos más importantes para tender la ropa para no planchar. A la hora de sacar las prendas de la lavadora, hay que sacudir cada una de ellas con un golpe seco. Es algo muy sencillo, y realmente de gran utilidad para ahorrarte el planchado.

Tender la ropa para no planchar sí es posible con estos consejos

Colgarla en perchas

Este es un truco que me enseñó mi madre, y lo cierto es que no puedo estarle más agradecida. Las camisas, camisetas, jerséis, chaquetas y vestidos se cuelgan en perchas en vez de directamente en el tendedero para que se arruguen menos y se sequen antes. ¡Funciona!

Utilizar las pinzas justas y necesarias

Para evitar arrugas y deformidades, lo ideal es colgar la ropa por sus costuras, y mejor aún si es del revés. Las pinzas hay que utilizarlas de tal forma que deformen lo menos posible las prendas. ¡Y nunca utilizar la misma pinza para varias! Claro que tampoco hay que abusar de ellas. Es más, si el tendedero está dentro de casa, quizá ni siquiera haga falta utilizarlas.

Poniendo en práctica estos consejos conseguirás tender la ropa para no planchar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *