Cómo preparar la piel para tomar el sol en 5 sencillos pasos

Cómo preparar la piel para tomar el sol en 5 sencillos pasos

Llega el verano y, con él, nuestro plan favorito: ir a la playa o a la piscina para disfrutar y conseguir ese bronceado tan deseado. Pero, ¿es tan sencillo como aplicarnos la crema protectora y tumbarnos al sol? Lo cierto es que no. Es interesante saber cómo preparar la piel para tomar el sol paso a paso.

¿Cómo preparar la piel para tomar el sol? Sigue estos pasos

Exfoliación

Lo primero y más importante es exfoliar la piel para eliminar las células muertas y las impurezas acumuladas sobre la superficie. Escoge un buen exfoliante facial y corporal, ¡y ponte manos a la obra!

Hidratación

Para que la exposición solar no sea dañina, la hidratación tanto por fuera como por dentro es clave. No se trata sólo de utilizar una crema hidratante a diario, sino también de beber la suficiente cantidad de agua. También puedes apostar por frutas como la sandía o el melón, con un alto contenido en agua y un excelente valor nutricional.

Protección solar

Existe una especie de «leyenda urbana» que dice que es muchísimo más sencillo ponerse morena si no se utiliza protección solar. Pero nada más lejos de la realidad. La crema protectora debe ser tu mejor amiga durante el verano. Aunque no tengas la piel muy blanca, los primeros días es aconsejable que utilices FPS50+.

La crema protectora es clave para evitar los daños de los rayos solares sobre la piel a corto y largo plazo: quemaduras, envejecimiento prematuro, cáncer de piel…

Cómo preparar la piel para tomar el sol

Exposición progresiva

Por supuesto, a la hora de saber cómo preparar la piel para tomar el sol es muy importante tener en cuenta que la exposición debe ser progresiva. Evita tomar el sol en las horas centrales del día, cuando los rayos solares tienen mayor incidencia. Por lo tanto, nada de pasarte cuatro o cinco horas al sol el primer día que vayas a la playa. Durante la primera semana con media hora al día es suficiente.

Alimentación

Y, por último, debes cuidar la alimentación para que la piel esté más y mejor preparada para tomar el sol. Los alimentos ricos en betacaroteno son esenciales porque favorecen en gran medida la producción de melanina: zanahoria, tomate, espinaca…

Además, cada mañana en ayunas es muy recomendable tomar un vaso de agua con limón para purificar la piel y depurar el organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *