Cómo preparar castañas caseras en otoño

Cómo preparar castañas caseras en otoño

El otoño es época de castañas. ¿A ti también te gusta salir y deleitarte con su inconfundible olor de los puestos callejeros? Pues… ¡también puedes disfrutar de ellas en casa! A continuación te cuento todo lo que necesitas saber sobre cómo preparar castañas caseras de manera sencilla.

Receta de castañas asadas

Preparar castañas caseras es lo más sencillo del mundo. Como ingredientes solo necesitas 600 gramos de castañas (para 4-6 personas) y un puñado de sal.

Debes hacer un pequeño corte a cada castaña y colocarlas en una bandeja para horno, dejando espacio entre ellas. Con el horno precalentado, hornea durante 25 minutos a 200ºC.

Una vez transcurrido el tiempo, sazona, ¡y a disfrutar!

Consejos para preparar castañas caseras

Si quieres preparar unas buenas castañas caseras, lo primero y más importante es comprar las mejores. En el mercado fíjate que tengan la piel brillante. Luego, en casa, tienes que guardarlas en un lugar seco y fresco para que se conserven en perfecto estado.

Para que no queden demasiado secas, un buen truco es tenerlas entre 5 y 10 minutos a remojo en abundante agua caliente antes de meterlas al horno. ¡Funciona!

Beneficios de las castañas para la salud

Beneficios de las castañas para la salud

Las castañas son un fruto seco con un alto valor nutricional, así que son perfectas para cuidar la salud. Son una fuente rica en fibra, por lo que ayudan a regular el tránsito intestinal y evitar enfermedades como el estreñimiento.

Además de ser ricas en fibra, también tienen un alto contenido en hidratos de carbono complejos. Por lo tanto, son un alimento saciante.

Además, su contenido calórico no es muy alto, así que podemos comerlas de vez en cuando sin sentirnos culpables 🙂

Estimulan de forma notable el funcionamiento del sistema nervioso ya que aportan minerales y vitaminas del grupo B. ¡Ayudan a prevenir enfermedades neurológicas!

Al igual que otros frutos secos, ayudan a cuidar el sistema cardiovascular. Las castañas contienen ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

Y, por último, gracias a su alto contenido en potasio y a su bajo contenido en sodio, son un alimento apto para personas hipertensas o con tendencia a retener líquidos.

¡Ahora es el momento de preparar castañas caseras y disfrutar de ellas este otoño!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *