Cómo congelar el marisco para Navidad paso a paso

Cómo congelar el marisco para Navidad paso a paso

De cara a las fiestas navideñas, el marisco es uno de los productos que más sube de precio. Así que, la mejor opción para ahorrar algo de dinero es comprarlo con antelación y congelarlo. Sí, se puede congelar sin que pierda sus propiedades y su sabor, y disfrutar de él igual que si estuviera recién comprado. Claro que es importante saber qué mariscos se pueden congelar, y qué pasos hay que seguir para hacerlo correctamente. A continuación te contamos cómo congelar el marisco para Navidad paso a paso.

¿Qué marisco se puede meter al congelador y cuál no?

Lo primero y más importante es que no todos los mariscos se pueden congelar. Los que nunca se deben meter al congelador son: percebes, almejas, ostras, mejillones y berberechos. En cambio, hay otros que sí se guardar en el congelador y tenerlos listos para Navidad: centollos, bueyes de mar, langostinos, gambas y cigalas.

Sobre cómo congelar el marisco para Navidad, uno de los aspectos más importantes de todos es que hay que cocerlo antes de meterlo en el congelador. ¿Todos los mariscos? Sí, excepto los langostinos y los camarones, los cuales es mejor congelarlos en crudo.

Cómo congelar el marisco para Navidad

Cocer el marisco antes de congelarlo

Por lo tanto, los grandes mariscos hay que pasarlos por la cazuela. Cocerlos es tan sencillo como sumergirlos en una cazuela con abundante agua hirviendo y 30 gramos de sal por cada litro. El tiempo recomendado de cocción es de 15 minutos.

Una vez cocido el marisco, hay que dejarlo enfriar. Luego, se envuelve en un paño húmedo con el agua de la cocción, previamente escurrido para quitar el exceso de agua. Y, por último, por encima del paño se pone el film transparente, el cual debe quedar lo más ajustado posible al crustáceo, igual que si se envasara al vacío.

Un truco: los bueyes de mar y los centollos siempre se guardan en el congelador con las patas hacia arriba para que no pierdan su caldo.

Aunque el marisco puede aguantar varios meses en el congelador, lo ideal es que no pase más de 20 o 25 días.

¡Ahora ya sabes cómo congelar el marisco para Navidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *