Comer más temprano, la clave para adelgazar

Comer más temprano, la clave para adelgazar

Un estudio reciente ha señalado que comer más temprano disminuye de forma notable el apetito, al tiempo que mejora el proceso de quema de grasas y ayuda a adelgazar. Así lo ha confirmado una investigación realizada por un equipo de la Universidad Estatal de Louisiana (Estados Unidos).

¿Por qué comer temprano ayuda a adelgazar?

Los expertos explican que la clave para adelgazar es coordinar las comidas con los ritmo circadianos, es decir, con el reloj interno del organismo. Se trata de una aputa muy sencilla pero realmete efectiva para reducir el apetito.

Durante la investigación, un grupo de candidatos se sometieron a lo que se conoce como alimentación temprana restringida en el tiempo. Se trata de una forma de ayuno intermitente diario en el que la cena se toma por la tarde. Pues bien, los investigadores llegaron a la conclusión de que este tipo de alimentación ayudó a los candidatos a quemar grasa para así obtener energía.

Por qué comer temprano ayuda a adelgazar

El desarrollo de la investigación

Los candidatos probaron dos estrategias completamente distintas. Por un lado, un plan en el que tomaron tres comidas en un período de 12 horas, desayunando a las 8:00 y cenando a las 20:00. Y, por otro lado, un plan basado en la alimentación temprana restringida en el tiempo, desayunando a las 8:00 y cenando a las 14:00.

Por supuesto, los candidatos tomaron exactamente los mismos tipos de alimentos y catntidades en ambos planes. Durante un total de cuatro días los participantes siguieron los distintos horarios establecidos.

En el cuarto día, los miembros del equipom de investigación midieron el metabolismo de los candidatos. Para ello les colocaron una cámara respiratoria para analizar la cantidad de carbohidratos, grasas, calorías y proteínas que habían quemado. Los investigadores también estudiaron sus niveles de apetito cada tres horas durante los días que duró el estudio.

Pues bien, aunque la alimentación temprana restringida en el tiempo no afectó de manera significativa al número de calorías que quemaron los candidos, sí disminuyó los niveles de la hormona del hambre. Además, aumentó la quema de grasas, tanto por el día como por la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *