Las cajas de 21 Buttons son un timo: no piquéis

cajas de 21 Buttons

Hace unas semanas os presentábamos encantadas las cajas de 21 Buttons de Laura Escanes y Moda Just Coco. Y es que en un principio la idea parecía maravillosa: eliges a la influencer que más te gusta o que mejor encaja con tu estilo, y por una suscripción mensual de 50 euros recibes todos los meses en tu casa una caja con productos que ella misma ha escogido.

Pues bien, resulta que todo es una estafa. No por parte de las influencers, sino de 21 Buttons. Ya son varias las que han decidido romper el acuerdo que mantenían con la startup de Marc Soler y Jaime Farrés. ¿El motivo? El envío de productos falsos y de mala calidad. Esto es lo que ha ocurrido.

La desilusión de las influencers con las cajas de 21 Buttons

Laura Escanes

Para la caja del mes de enero, Laura Escanes decidió incluir unas diademas de terciopelo. Sin embargo, lo que sus seguidoras recibieron fueron unas diademas «made in China», cutres y de mala calidad. No tenían nada que ver con las que la influencer había elegido y mostrado en sus redes sociales.

caja de 21 Buttons de Laura Escanes
El contenido de la caja de 21 Buttons de Laura Escanes

Arteha Fusté

Una de las mayores decepciones con las cajas de 21 Buttons se la llevaron las seguidoras de Aretha Fusté. Recibieron unas botas mucho más baratas que las que la influencer les había prometido.

«Me ha llegado la caja de enero de Aretha con unas botas falsas que están a la venta en Internet por 25 euros. ¡No son de la marca Northefields Brand!»

Aretha es una influencer que defiende la publicidad real en Instagram. Hace unos días grababa unas stories en Instagram explicando que ella había sido la primera sorprendida y que entiende perfectamente la desilusión de sus seguidoras. Además, aseguraba que va a pedir explicaciones y va a llegar hasta el final del asunto.

Como resulta lógico, el revuelo en redes sociales no se hizo esperar. Las seguidoras se movilizaron y exigieron explicaciones. Las influencers tuvieron que dar la cara y disculparse públicamente, a pesar de no ser ellas las causantes del problema.

La gran estafa de 21 Buttons

La cuenta de Instagram @fakeinfluencersEsp fue la primera en destapar todo este asunto, hablando tanto con las influencers como las marcas.

Pues bien, el modus operandi de 21 Buttons era el siguiente. La startup se ponía en contacto con las firmas que seleccionaban las influencers para incluir sus productos en las cajas de 21 Buttons. Sin embargo, les solicitaban un volumen de artículos al que no podían hacer frente porque generalmente son marcas pequeñas que no producen en masa.

Así, 21 Buttons les ofreció que les vendieran únicamente sus etiquetas, y la startup se encargaría de ponerlas en productos similares. Algunas marcas se negaron a que las usuarias recibieran productos de otras marcas con su etiqueta, pero otras decidideron «hacer negocio».

Cajas 21 Buttons

De esta manera, la startup compraba los productos a otras marcas a precios muy bajos, y en algunos casos les colocaba las etiquetas de las marcas que las influencers habían seleccionado.

¿Qué dice 21 Buttons?

Por su parte, la startup ha perdido perdón a través de su cuenta oficial de Instagram. Ha asegurado que tratará de poner solución los diferentes errores, e incluso reembolsará el dinero a quienes así lo deseen. Sin embargo, son fallos que han hecho que 21 Buttons pierda credibilidad.

Lo cierto es que 21 Buttons lleva arrastrando problemas económicos desde hace tiempo. En octubre presentó un ERE para despedir a 57 empleados de la sede de Barcelona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *