10 bonitas ciudades europeas sin turistas que debes visitar

10 bonitas ciudades europeas sin turistas(1)

Hay muchos destinos de Europa bien conocidos, a los que acuden millones turistas llegados de todo el mundo: París, Londres, Berlín, Barcelona, Madrid… Sin embargo, visitarlas en ocasiones puede resultar agobiante. Así que, ¿por qué no elegir ciudades europeas sin turistas? ¡Hay muchísimas opciones disponibles!

Aquí va una selección de ciudades europeas muy bonitas y con mucho encanto. Merece la pena descubrirlas antes de que se conviertan en destinos de referencia y sus calles se llenen de turistas.

Orange, Francia

Orange es una de las ciudades más bonitas de Francia, aunque pasa totalmente desapercibida para la gran mayoría de turistas. Estos suelen dirigirse a la cercana Aviñón, bien conocida por su Palacio Papal. Uno de los grandes atractivos de Orange es el Teatro Romano, construido en el Siglo I.

Trondheim, Noruega

Trondheim es la tercera ciudad más grande del país, y está situada en un fiordo del mismo nombre. Con menos de 200.000 habitantes, es un destino fantástico para conocer el norte de Europa sin agobios ni aglomeraciones. Imprescindible la visita a su Catedral Gótica y a su puerto.

Pristina, Kosovo

Pristina, la capital de Kosovo, es una de las ciudades menos visitadas de Europa. Y este es quizá parte de su encanto. Desde que finalizó la guerra hace 20 años, ha sufrido una gran transformación y a día de hoy se presenta como una urbe moderna y llena de vida. Merece la pena visitar el Museo Etnográfico Emin Gjiku y el Parque Germia.

Ereván, Armenia

Ereván, la capital de Armenia, es una de esas ciudades que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida. Ubicada en el extremo oriental de Europa, su origen se remonta a hace más de 2.800 años. El centro de la ciudad es muy curioso e interesante ya que se mezclan los edificios modernos con los enormes bloques de la era Soviética.

Breslavia, Polonia

La ciudad polaca de Breslavia, situada en el oeste del país, fue Capital Europea de la Cultura en el año 2016. Un destino maravilloso para los amantes del arte. Imprescindible la visita a la Panorámica de Racławice, un gran mural de 114 metros que muestra la derrota del ejército ruso por los polacos a finales del Siglo XVIII.

Ciudades europeas sin turistas

Minsk, Bielorrusia

La capital de Bielorrusia fue destruida prácticamente en su totalidad durante la II Guerra Mundial. Durante más de medio Siglo ha sufrido una gran transformación, y actualmente se pueden encontrar grandes edificios modernos. Los viajeros pueden conocer la Plaza de la Independencia y visitar el Museo de la Gran Guerra Patriótica, que cuenta cómo Bielorrusia consiguió superar la ocupación nazi.

La Haya, Países Bajos

La gran mayoría de turistas que eligen los Países Bajos para disfrutar de sus vacaciones se dirigen a Ámsterdam. Sin embargo, La Haya es un destino estupendo. La ciudad tiene algunas de las arquitecturas del país, así como una red de canales muy bonita. Además, se encuentra a apenas 15 minutos de la playa de Scheveningen.

Norwich, Inglaterra

Norwich es una ciudad europea sin turistas con muchísimo encanto. Su arquitectura medieval enamora a los visitantes desde el primer momento. La Catedral de Norwich fue construida en el año 1096. Aquí se encuentra el pub Adam and Eve, el más antiguo del país, que abrió sus puertas en el año 1249.

Aberdeen, Escocia

Para descubrir el verdadero carácter Escocia es imprescindible visitar Aberdeen, otra de las ciudades europeas sin turistas. Una oportunidad de oro para conocer esta fascinante región sin las aglomeraciones de Edimburgo. La ciudad tiene una arquitectura preciosa, que ha dado lugar al apodo de “Granite City”.

Sarajevo, Bosnia

En muchas guías turísticas Bosnia queda relegada a un segundo plano ya que el interés se centra en la vecina Croacia. Sarajevo es una ciudad llena de historia y cultura.

Uno de los barrios más bonitos es Baščaršija, donde todavía se pueden encontrar puestos de especias que parecen sacados de otra época, cafés y la mezquita Gazi Husrev-beg.

En el Museo de la Infancia en la Guerra los visitantes pueden aprender más acerca del asedio que sufrió Sarajevo durante cuatro años en la Guerra Civil de 1990.

¿Te animas a visitar alguna de estas ciudades europeas sin turistas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *