Cuáles son los beneficios de hacer ejercicio en ayunas

Cuáles son los beneficios de hacer ejercicio en ayunas

Si te has propuesto llevar un estilo de vida saludable, son dos los factores más importantes. La alimentación y el deporte. ¿Sabes cuáles son los beneficios de hacer ejercicio en ayunas? Diversos estudios han avalado que este es el mejor momento del día para ponerse en forma. ¡Y no hay nada mejor para arrancar la jornada con energía!

Beneficios de hacer ejercicio en ayunas: los 3 más destacados

Estos son los principales beneficios de hacer deporte a primera hora de la mañana, antes de desayunar.

Quemar grasa

Lo primero que debes saber es que entrenar a primera hora del día solo es una buena idea si lo que quieres es adelgazar y quemar grasa. Sin embargo, si lo que quieres es fortalecer los músculos y ganar masa muscular, será mejor que busques otro momento del día.

La razón es fácil de entender: este tipo de entrenamiento activa más rápidamente el metabolismo del cuerpo para quemar grasa porque las reservas de energía están en mínimos.

Reducir el estrés

Sin lugar a dudas, uno de los grandes beneficios de hacer deporte tiene que ver con la salud mental. Hacer deporte a primera hora de la mañana es una de las mejores formas de empezar el día. Ayuda a liberar el estrés y a afrontar la jornada laboral con más optimismo y energía.

Liberar toxinas

Otro de los beneficios de hacer ejercicio en ayunas es que ayuda en gran medida a liberar antioxidantes, retrasando así el envejecimiento prematuro tanto de la piel como de las células y los músculos. Para conseguir este objetivo, debes ponerte en marcha con el ejercicio de baja intensidad como el cardio. Para que la quema de grasa sea continuada, mantén un ritmo medio.

Consejos para hacer deporte en ayunas

Consejos para hacer deporte en ayunas

Recuerda que cada cuerpo es distinto. Por lo tanto, debes acostumbrar al tuyo a hacer deporte a primera hora de la mañana poco a poco. Los primeros días prueba a tomar una pieza de fruta y un vaso de agua antes de ir al gimnasio.

Una vez tu cuerpo se acostumbre a hacer ejercicio nada más levantarte, puedes ir después de estar 8 horas sin comer, desde la cena. Por supuesto, evita el ejercicio de alta intensidad. ¡El cardio se convertirá en tu mejor aliado! Y no te olvides de tomar abundantes líquidos después del entrenamiento para reponer fuerzas: agua y zumos naturales.

También es muy importante que al terminar el entrenamiento tengas un desayuno completo para fortalecer los músculos y ayudar a su recuperación, como las claras de huevo.

¿El ejercicio en ayunas ayuda a adelgazar?

Una de las principales razones que llevan a muchas personas a hacer deporte en ayunas es la pérdida de peso. La práctica de ejercicio a primera hora de la mañana ayuda a perder grasa. Esto ocurre porque el cuerpo no tiene nada en el estómago, de forma que la fuente de energía y glucógeno es nula.

Por lo tanto, el cuerpo se ve obligado a consumir la grasa almacenada para poder llevar a cabo el entrenamiento. Es por ello que los expertos advierten de que esta modalidad no es apta para todo el mundo. Hay que estar acostumbrado a hacer deporte para evitar mareos y desmayos.

Y es que, si no estás acostumbrada a hacer ejercicio y de repente empiezas con el cardio nada más levantarte de la cama, puedes sufrir una bajada de azúcar y de tensión. ¡Y esto es justo lo que hay que evitar!

Teniendo en cuenta todos los beneficios de hacer deporte en ayunas, debes empezar poco a poco para que tu cuerpo se acostumbre.  ¡Recuerda que tu salud es lo primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *