El batido de plátano y sandía más refrescante y saludable para el verano

Batido de plátano y sandía

Ahora en verano la hidratación es más importante que nunca. Además de agua, podemos apostar por las bebidas saludables, como este batido de plátano y sandía. Es ideal para tomar en cualquier momento del día: para desayunar, como snack a media mañana o a media tarde… Tiene un sabor delicioso, muy pocas calorías y aporta muchísimas vitaminas y nutrientes esenciales. ¡No se puede pedir más!

Batido de plátano y sandía: ¿qué beneficios aporta?

Vamos a empezar por la sandía, la fruta estrella del verano junto con el melón. Contiene vitaminas A y C, así como betacaroteno, licopeno, magnesio y potasio. Más del 90% de su contenido en agua y tan solo aporta 30 calorías por 100 gramos. Cuida la salud cardiovascular y es muy buena para la vista. Además, es rica en antioxidantes, así que mantiene a raya a los radicales libres.

El plátano es una de las frutas más consumidas de todo el mundo. Si te apetece comerlo de una forma distinta, este batido saludable con plátano es una opción maravillosa. Es rico en fibra, de forma que regula el tránsito intestinal y tiene efecto saciante. Además, su alto contenido en potasio, fósforo y magnesio lo convierten en un gran aliado para ti si haces deporte porque favorece la recuperación muscular.

Ingredientes y elaboración

Preparar el batido de frutas es lo más sencillo del mundo. Los ingredientes que necesitas son los siguientes: 3 rodajas de sandía, 1 plátano y 1 vaso de leche. Puede ser el tipo de leche que más te guste, tanto de origen animal como vegetal. Si quieres que el batido esté muy frío, puedes añadirle un par de cubitos de hielo.

Empieza quitando las pepitas y la piel a la sandía, y troceando las rodajas. Luego, pela los plátanos, córtalos en pequeños trozos. Añade ambas frutas al vaso de la licuadora y pon la leche. Tritura hasta que quede una crema homogénea, sin grumos. Si queda demasiado espesa para tu gusto, puedes añadir un poco más de leche.