5 alimentos que producen gases y que deberías evitar

¿Sabes cuáles son los principales alimentos que producen gases? Aunque muchas personas eviten hablar de ello, lo cierto es que todo el mundo produce gases. Es más, las personas podemos producir hasta 2 litros de gas a diario. El aire que tragamos supone el 90% del gas que hay en el aparato digestivo. Las bacterias presentes en el intestino producen el resto del gas, las cuales se alimentan de la fibra no soluble y de los carbohidratos.

¿Cuáles son los principales alimentos que producen gases?

Avena

Sí, la avena es uno de los alimentos de moda del momento, pero lo que muchas personas no saben es que produce gases. Esto se debe a su alto contenido en fibra no soluble. La explicación es sencilla: cuando las bacterias del intestino desintegran los alimentos que no han sido digeridos durante el proceso digestivo, fermentan la fibra, dando lugar a pequeñas cantidades de gas. Los expertos recomiendan cocinar la avena en vez de tomarla cruda porque así resulta más digestiva, pero también se pierden algunos nutrientes.

Guisantes

Con los guisantes ocurre algo similar a la avena, porque también son una fuente rica en fibra soluble. Se trata de un tipo de fibra que absorbe mucha agua, lo que hace que aumente de tamaño y ralentice el tránsito intestinal. ¿El resultado? El organismo tiene más tiempo para absorber los nutrientes de los alimentos ingeridos.

Alcachofas

Las alcachofas son un alimento muy apreciado por su sabor y por sus propiedades diuréticas. Sin embargo, también contienen fructosa y fibra, lo que hace que favorezcan la formación de gases en el aparato digestivo. Es interesante señalar que los gases producidos por las alcachofas no huelen mal.

Cuáles son los principales alimentos que producen gases

Rábanos

En su composición, los rábanos tienen compuestos de azufre que afectan al tránsito intestinal y producen flatulencias. Por lo tanto, personas que tengan algún tipo de trastorno digestivo deben tomarlos con moderación.

Manzana

La manzana es una de las frutas más saludables y más consumidas en todo el mundo. Claro que es importante saber que tiene un alto contenido en fructosa, fibra y sorbitol, lo que hace que sea uno de los alimentos que producen gases. ¿Significa esto que haya que dejar de comer esta fruta? No, simplemente que hay que hacerlo con moderación, y mejor si es a media mañana o a media tarde, lejos de las comidas principales.