Aceite de avellana: beneficios, propiedades y usos

Aceite de avellana: beneficios, propiedades y usos

El aceite de avellana proviene en su mayoría de Asía. A día de hoy es uno de los ingredientes naturales más utilizados en todo el mundo para combatir diferentes enfermedades y cuidar tanto la piel como el cabello.

Este aceite, a diferencia de otros, es muy absorbente. Así, si optamos por su aplicación tópica, la piel lo absorbe en cuestión de segundos, sin que quede la más mínima sensación grasa o pegajosa.

Aunque sí tiene un cierto carácter graso, lo cierto es que su aplicación no favorece la producción de sebo en la piel; es más, la regula.

 

 

¿Qué es el aceite de avellana?

El aceite de avellana es un ingrediente de origen natural que se obtiene de las semillas del avellano. Tiene propiedades medicinales y aporta grandes beneficios tanto al cuerpo como a la mente, por lo que es muy utilizado en todo el mundo. Este aceite contiene una gran selección de nutrientes y sustancias para que el organismo funcione correctamente y la piel tenga un aspecto maravilloso.

Son muchas las formas en las que podemos aprovechar este ingrediente. Una buena opción es tomarlo crudo o añadirlo a diferentes recetas. También se puede aplicar de manera tópica sobre la piel. El aceite de avellana se utiliza mucho en el mundo de la cosmética gracias a sus propiedades hidratantes y humectantes.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de avellana?

Cuáles son los beneficios del aceite de avellana

Cuida el corazón

Uno de los principales beneficios de este aceite vegetal tiene que ver con su alto contenido en vitaminas y grasas saludables. Es un gran aliado para cuidar la salud cardiovascular, reduciendo así el riesgo de sufrir enfermedades como el infarto de miocardio.

Fortalece los huesos y los músculos

Este aceite es rico en calcio, un nutriente esencial para la salud del sistema óseo y muscular. Así, su uso está especialmente recomendado en personas mayores ya que los huesos son cada vez más frágiles a partir de cierta edad.

Mejora el aspecto de la piel

El aceite de avellana es ampliamente utilizado en el ámbito de la cosmética ya que es una fuente rica de vitamina E. Este nutriente tiene propiedades antioxidantes, por lo que ayuda a retrasar el envejecimiento prematuro tanto de la piel como de las células.

Son muchas las mujeres embarazadas que usan este ingrediente natural para atenuar las estrías y suavizar la piel. Para el tratamiento de las estrías, lo mejor es aplicar el aceite directamente sobre la zona afectada, generalmente el pecho y el abdomen. Para que realmente tenga efecto, hay que hacerlo con suaves masajes circulares.

Favorece el tránsito intestinal

Este aceite también es muy rico en fibra, de forma que favorece el tránsito intestinal y reduce el riesgo de sufrir estreñimiento.

Activa el cerebro

Este aceite también es muy beneficioso para mejorar la función cerebral gracias a su alto contenido en vitamina B. Este es un nutriente esencial en el proceso de producción de los componentes químicos que regulan el funcionamiento del sistema nervioso.

Propiedades del aceite de avellana

Este aceite natural es rico en ácidos grasos insaturados, de modo que es un ingrediente fantástico para combatir el colesterol y los triglicéridos.

Además, tiene un alto contenido en nutrientes esenciales, como vitaminas A y E, así como en minerales. Aporta mucho calcio, de forma que ayuda a luchar contra la osteoporosis en personas de avanzada edad.

Usos del aceite de avellana

Usos del aceite de avellana

Suplemento

Si optamos por tomar el aceite de avellana como suplemento alimenticio, debemos hacerlo siempre de forma prudente y modrada. Lo recomendable para una persona adulta son 2 o como máximo 3 cucharadas diarias.

Aplicación tópica

  • Pelo: este ingrediente natural es un excelente aliado para reparar los cabellos secos y maltratados. Además, durante los meses de verano, el aceite de avellana es fantástico para evitar los daños del sol. Aporta mucha suavidad y brillo a la melena.
  • Rostro: su aplicación en el rostro ayuda a que recupere el tono y la elasticidad. Tiene propiedades protectoras e hidratantes.
  • Cuerpo: este aceite orgánico también se puede aplicar sobre la piel del cuerpo ya que aporta suavidad y firmeza. Ofrece muy buenos resultados para las estrías y la celulitis.

En definitiva, el aceite de avellana es uno de los ingredientes naturales más beneficiosos que existen para cuidar el cuerpo, la piel y el cabello. Os recomiendo adquirir un producto 100% natural, en herboristerías y tiendas especializadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *