10 consejos para reducir el consumo de electrodomésticos

10 consejos para reducir el consumo de electrodomésticos

Sin lugar a dudas, los electrodomésticos son una de las grandes fuentes de consumo energético en el hogar. Es importante que aprendamos a utilizarlos de manera eficiente para evitar que la factura de la luz se dispare a final de mes. Hay una serie de consejos para reducir el consumo de electrodomésticos que merece la pena tener en cuenta.

Son tips muy sencillos pero realmente prácticos. ¡Ahora es el mejor momento para empezar a aplicarlos!

¿Cómo reducir el consumo de electrodomésticos?

¿Cómo reducir el consumo de electrodomésticos

  1. Lavar en frío: lavar la ropa en la lavadora a 30ºC de temperatura es la mejor opción. Puede suponer un ahorro de más del 60% de energía en comparación a si lo hacemos a 60ºC. Por supuesto, limpiar la lavadora de vez en cuando también es muy importante.
  2. Carga de la lavadora: en cuanto a la carga de la lavadora, debemos aprovechar el espacio al máximo, dejando siempre 10 centímetros de separación entre la ropa y la parte superior del tambor.
  3. Programa ECO del lavavajillas: los lavavajillas de última generación cuentan con un programa ECO que nos permite ahorrar un 20% tanto de luz como de agua.
  4. Programa antiarrugas de la secadora: muchas de las secadoras que podemos encontrar ahora en el mercado tienen un programa que minimizan las arrugas. Así, planchar nos resulta mucho más sencillo y, además, reducimos el consumo energético en un 25%.
  5. Temperatura del frigorífico: uno de los grandes consejos para reducir el consumo de electrodomésticos es seleccionar la temperatura correcta del frigorífico: entre 3 y 7 ºC. También es importante limpiar la escarcha de vez en cuando porque apenas 1 milímetro aumenta el consumo en un 5%.
  6. Temperatura del aire acondicionado: uno de los electrodomésticos que más consumen, sobre todo durante los meses de verano, es el aire acondicionado. Para evitar pagar de más en la factura de la luz, debemos programarlo a una temperatura de entre 22 y 24 ºC.
  7. Electrodomésticos eficientes: por supuesto, es importante que apostemos por electrodomésticos con etiqueta energética A++ o A+++. Si bien es cierto que su precio es más alto, con el paso del tiempo compensan porque consumen muchos menos.
  8. Vitrocerámica: en la vitrocerámica o sistema de inducción, podemos apagar la placa cinco minutos antes de que acabe. Durante ese tiempo se mantiene el calor para que se terminen de cocinar los alimentos.
  9. Consumo fantasma: todos los aparatos electrónicos que tenemos en casa, como televisores y ordenadores, podemos dejarlos en stand-by. Sin embargo, es mucho mejor apagarlos porque así podemos ahorrar hasta un 10%.
  10. Revisión: y, por último, tenemos que revisar de forma periódica todos los electrodomésticos para verificar que funcionan bien y no presentan ningún problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *